9 cosas ASQUEROSAS que hacen las PAREJAS cuando están juntas -AUNQUE LO NIEGUEN-

CURIOSIDADES 9096 Visitas

Nuestra pareja es un ser importante en nuestras vidas, al punto de que confiamos plenamente en esta persona, que muchas veces consideramos que es la que pasará el resto de su vida a nuestro lado. Tanta es nuestra confianza en ella, que hacemos, y nos dejamos hacer cosas asquerosas por ella.

Además, dado a este lazo tan fuerte, le damos a conocer hasta nuestros más oscuros secretos y nos comportamos como realmente somos, incluso sin esconder las cosas asquerosas que usualmente hacemos y consideramos como normales.

Y es que, es aquel ser que nos complementa, el que nos genera confianza y cuando más lo necesitamos, nos genera alegría. Nuestra pareja es la persona con la que muchas veces querremos pasar los momentos más gratos y hasta los más tristes por el simple hecho de saber que durante ese momento él o ella sabrán como solucionar ese problema, o simplemente ser un apoyo para poder ir superando los problemas.

1.- Momento pedete.

Esto no es lo más romántico del mundo, pero a quién no se le ha escapado una flatulencia viendo una película acurrucados en el sofá o en la camita.

2.- Cariño, ¿cómo tengo el aliento?

¡Por dios! Esto ya nos da más asco porque que tu pareja te pregunte cómo le huele la boca para saber si debe lavarse o no los dientes… ¡deja mucho que desear!

3.- Instante debo ir a la ducha

¡Por dios! ¿Qué pregunta es esa? Cuando tu novio te incita a olerle el sobaco para que le digas si tiene que darse -o no- un baño. Hijo mío, ¡ante la duda métete en el agua y no marees!

4.- Sacar las espinillas y los puntos negros de lugares insospechados

No hay nada más que decir.

5.- Quitarle un trozo de comida de entre los dientes

Estamos a punto de vomitar puesto que nos estamos acordando que hemos visto a gente hacerlo.

6.- Compartir cepillo de dientes

Puedes hacerlo por equivocación cuando tu suegra os compra los mismos y llegáis de fiesta un poco piripis pero… ¡usarlo así sin más mete miedo!

7.- Llevar días sin ir al baño y… ¡contárselo cuando, al fin, has podido hacer de cuerpo!

¡Madre de dios! A nuestro chico no le importa si hacemos caca o no.

8.- Oler la ropa interior del otro

Si encontráis unas bragas o unos calzoncillos por el suelo; meterlos de inmediato a la lavadora. No es necesario cogerlos, mirarlos, oleros y preguntar si están sucios o no. ¿A ti qué te parece?

9.- Compartir las pinzas de depilar

Este es un punto que mejor no tratar sobretodo cuando recordamos que nuestras pinzas para cejas las utilizamos también para luchar contra sus pelos de la nariz.

Claramente, el hacer todo esto o ponerlo en práctica con la persona que compartimos nuestro día a día, en este caso, nuestra pareja, no es siempre necesario. La verdad es que hay parejas (ambos), a los que les desagrada realmente utilizar algo del otro, o tan simple como no querer extirpar un barrito.

Cosas como estas no ocurren por en nivel o grado de confianza que se le pueda tener a su media naranja, más bien, son cosas que nunca le han parecido convenientes hacer. Puede haber personas que desarrollan un gusto por hacer esto con su pareja, y personas a las que les ocurre todo lo contrario.

Compartir
Loading...