10 cosas que aman los hombres de los pechos.

CURIOSIDADES 24068 Visitas

Como sabemos, a los hombres les encantan las bubis. Digan lo que digan, sabemos que es uno de los principales atributos que voltean a ver en una mujer. Sin embargo, el tamaño no es lo que más los atrae. Parece difícil de creer, pero es así. ¿Quieres saber qué es lo que más les llama la atención de los pechos?

¿Por qué las bubis fascinan a los hombres?

¿Por qué los hombres heterosexuales dedican tanto espacio mental a esas voluptuosas bolsas de grasa que cuelgan del pecho de las mujeres? Un psiquiatra parece tener la respuesta.

No hay una explicación completamente satisfactoria para fijación que tienen los hombres con los pechos, pero una nueva teoría publicada en la revista científica Livescience parece tener sentido.

Larry Young, profesor de psiquiatría en la Universidad de Emory (EE. UU.), estudia las bases neurológicas de los comportamientos sociales complejos. Young piensa que la evolución humana incorporó un circuito cerebral antiguo que tenía como fin fortalecer el vínculo entre la madre y su hijo durante la lactancia. Ahora ese circuito también sirve para fortalecer el vínculo entre las parejas.

¿El resultado? Los hombres, al igual que los bebés, aman los pechos.

Cuando se estimulan los pezones de una mujer durante la lactancia, se libera un químico cerebral llamado oxitocina también conocida como “la droga del amor”. Esta sustancia ayuda a que la atención de la madre se enfoque en su bebé. Pero en los últimos años se ha descubierto que este circuito en los humanos no está reservado exclusivamente para beneficio de los infantes.

Estudios recientes han encontrado que la estimulación de los pezones aumenta la excitación sexual en la gran mayoría de las mujeres y activa las mismas áreas cerebrales que la estimulación vaginal y del clítoris. Esto hace que el cerebro libere oxitocina, misma respuesta que se obtiene cuando un bebé se amamanta. En este contexto, sin embargo, la oxitocina tiene como fin dirigir la atención de la mujer a su compañero sexual fortaleciendo su vínculo con él.

10.- Verlos

Independientemente del volumen, los hombres tienen atracción fascinante hacia los pechos de todo tipo. No importa si son grandes y redondos o si son pequeños y un poco planos, de igual manera disfrutan verlos. Aunque hay quienes tienen preferencia por ciertas formas, la mayoría no hace distinciones.

9.- Sentirlos

Quizás los hombres no sepan expresar perfectamente con palabras por qué les gusta tanto tocarlos y acariciarlos, pero lo cierto es que les encanta hacerlo. Así que si se les presenta la oportunidad de sentirlos, ten por seguro que lo harán.

8.- Que les sirvan de almohada

No hay nada más reconfortante para que un hombre, después de un día largo y agotador, que poner su cabeza en los suaves y cómodos pechos de una mujer. Realmente pueden relajarse y descansar sobre su calidez, e incluso recargar pilas para volver a la acción…

7.- Usarlos como agarraderas

Durante la intimidad hay ciertas posiciones en las que quedan tan expuestos ante las manos del hombre, que no puede evitar tocarlos aprovechando el momento, aunque no sea precisamente para no perder el equilibrio. Y la verdad es que sentir que el chico que nos atrae tiene deseos de tocarlos, es un aliciente para nosotras, sin importar el momento.

6.- Entender sus señales

Nuestros pechos tienen una manera muy peculiar de demostrar si tenemos frío, si alguien nos emociona o incluso nos excita, y eso para los hombres resulta muy atractivo. Darse cuenta de las señales que emiten, ya sea a través de la ropa o si están al descubierto, es algo que siempre los hará felices.

5.- Imaginarlos

Aun cuando no los hayan visto desnudos, los hombres tienen capacidad increíble para disfrutar de ellos, aunque sea sólo en la imaginación. No importa de quién se trate, lo cierto es que pueden pasar mucho tiempo pensando en ellos, y cuando tienen oportunidad de verlos sin ropa, no importa cuál sea la realidad, rara vez se sentirán decepcionados.

4.- Su curvatura

Sin importar que tan pronunciadas sean las curvas de tus pechos, el punto es que los hombres realmente gozan al ver cómo la piel de nuestro cuerpo se levanta de forma tan peculiar, y para ellos es incluso reconfortante ver su curvatura en conjunto con el resto de nuestra anatomía femenina.

3.- Besarlos

Sin importar si se remonta a los tiempos en que lo alimentaban como bebé, es inevitable que un hombre quiera poner los pechos de una mujer en su boca al tenerlos desnudos frente a él. Hay quienes además de besarlos, gozan de chuparlos o incluso morderlos; sólo ten cuidado de dejar bien claro con qué tanta intensidad te gusta que lo hagan.

2.- Verlos en movimiento

Así como disfrutan verlos desnudos y sentirlos, también les fascina mirarlos en movimiento y admirar cómo se mueven cuando caminas, o rebotan cuando corres. Esto puede hacer que fijen la vista en ti -bueno, en tus pechos- con el mismo interés que la ponen en el marcador de un partido a punto de terminar.

1.- Que sean redondos

Después de leer todo lo que gusta a los hombres de los pechos, debes tener bien claro que aprecian muchas más cosas que sólo el tamaño, pero lo que quizás la mayoría tiene en común, es que lo que más les agrada es que sean redondos, sin importar si son chicos o grandes, naturales o plásticos.

Compartir
Loading...